Un blog sobre todos los temas que atañen a este barrio porteño. Noticias que no aparecen en los diarios. Pinceladas de Buenos Aires y algunas que salpican a la Argentina.

sábado, agosto 27, 2005

EL CENTRO CULTURAL RECOLETA CUMPLE 25 AÑOS



“En el mundo de la cultura porteña cuando dicen ‘nos encontramos en la Recoleta’ no se refieren a La Biela sino al Centro Cultural Recoleta (CCR)”, dice con orgullo la licenciada Nora Hochbaum, directora de la institución. Este espacio cultural cuenta con 25 años de historia y ha visto nacer a artistas y a espectáculos que hoy gozan de renombre mundial. Con sus puertas abiertas al público en todas sus expresiones, el CCR se prepara para cerrar el 2005 con un festejo especial que sellará un año entero de muestras culturales. Empezarán además importantes obras de refacción para adecuar el edificio a sus múltiples actividades.

“Lo que está sucediendo hoy en el arte contemporáneo, en algún momento atravesó el CCR”, resume Hochbaum y explica que, más allá de los festejos puntuales que se llevarán a cabo, la estrategia general fue concebir todas las muestras del 2005 como un homenaje; incluso se creó un logo conmemorativo del cuarto siglo de historia que acompaña toda la comunicación actual. Con dificultad para destacar sólo algunos acontecimientos que dejaron su huella, Hochbaum menciona el primer laberinto de Martha Minujin, los íconos rusos que se trajeron del Kremlin por primera vez a Latinoamérica, el espectáculo De la Guarda (que dio sus primeros pasos en Recoleta), los comienzos de ArteBA y la polémica muestra de León Ferrari.

En 25 años pasaron muchos directores generales: “Cada director respetó lo que hizo la administración anterior, avanzó sobre eso y es una institución prestigiosa porque fue acumulando experiencia y programación”, explica su actual directora. Con conciencia de que es poco frecuente este proceder en el Argentina, Laura Quesada, jefa de departamento de información cultural, rememora gestiones históricas: “La época de Giesso (década del ’80) fue muy interesante porque empezó la vanguardia en Recoleta, fue un tiempo de esplendor”. En cuanto al público acota: “Actualmente, la concurrencia es mayor y la gente entra sin miedo a este lugar, tal vez porque es un centro cultural y no un museo”.

Como parte de los festejos, el CCR que hoy cuenta con más de 11.000 m2, echará a andar una obra con proyecto original de Clorindo Testa que incluye la recuperación de las terrazas, la reapertura de una entrada por la calle Azcuénaga y un hall de entrada nuevo, una obra que requerirá una inversión de más de un millón de dólares. Para albergar más de 200 exposiciones, 50 espectáculos, y múltiples presentaciones de libros y conferencias por año se necesita renovar el espacio para que pueda acomodar de la mejor manera a 1.200.000 espectadores que transitan por sus salas por año. Las obras están proyectadas, inicialmente, para concluir a fines de 2006. La reforma incluye la valorización de la sala El Aleph, mejoras en la librería y en la tienda de merchandising y la ampliación de las áreas de seguridad e informes. “Es como un segundo renacer del Centro”, concluye Hochbaum.

Coincide el aniversario de los 25 años con la creación de un archivo digital. “En los primeros años no había archivos digitales por lo que el trabajo de reconstrucción histórica requiere de mayor trabajo de investigación”, cuenta la arquitecta Liliana Piñeiro, jefa de departamento de artes visuales, quien trabaja en el CCR hace 20 años. En algunos casos se trabaja directamente con los artistas que estuvieron involucrados y en otros casos con datos de la Secretaría de Cultura. El objetivo a largo plazo es capturar todo lo que es imagen y en uno o dos años tener un archivo digital en una Intranet con distintos niveles de accesos para el público.

Como broche final del aniversario, se llevará a cabo una muestra conmemorativa visual de los 25 años que estará estructurada alrededor de fotografías y de seis proyecciones de videos que abordarán diferentes temas donde se podrán ver todos los personajes relevantes y las muestras más significativas. Otra proyección será la historia del edificio en sí mismo -una de las construcciones más antiguas de la ciudad- con sus inicios, remodelaciones y futuras obras. “Será una pequeña historia del arte”, resume Piñeiro. También habrá actuaciones en vivo de corta duración que reflejen la oferta cultural del CCR.

Esta muestra se inaugurará en diciembre en la sala Cronopios y durará todo el verano. Será una mirada histórica que incluye exposiciones y personajes que transitaron por el CCR, desde Vittorio Gassman hasta Yoko Ono, y dirigirá una apuesta hacia el futuro que intente abrir la oferta cultural hacia los niños y los adolescentes. ¿Convivirá la exposición con las obras de refacción? Se ríe Hochbaum y confiesa que no será fácil pero es optimista: “Nos parece interesante que el público vea que como parte de los festejos, arreglamos el predio. Va a haber una mezcla de muestra, de andamios, de pintura, de tecnología y de fiesta en medio de la obra para festejar los 25 años.”

1 Comments:

Blogger sarahbrinick9293 said...

i thought your blog was cool and i think you may like this cool Website. now just Click Here

5:14 a. m.

 

Publicar un comentario

<< Home